Sucesos

SECUESTRADO EL NIÑO FRIEGAS VIERES
  Por: Bárbara Fierro | Venpress | Caracas Oriental. 14 de Octubre, 2013.

La madrugada de ayer fue secuestrado de un Cyber 24 horas, mientras jugaba “Mortal Kombat”, el niño Guaramato Friegas Vieres, de 13 años, hijo del inmigrante portugués Thume Friegas y de su esposa Doña Sime Vieres, integrantes de una reconocida familia de gestores de la Parroquia Santa Rosalía, de esta capital. El Comisario Fermín Claudio León, Jefe del Comando Antisecuestros de la PTJ, dijo que en el hecho participaron pavitos del oeste de la ciudad provenientes de importantes familias con influencias en los altos círculos de los Consejos Comunales cercanos al gobierno. Así mismo informó, que las pesquisas iniciadas a pocos minutos de comenzar las investigaciones, ya han identificado a dos sospechosos del crimen.

Se trata de los jóvenes Juan Carlos “Chocolatico” Rangel, de 23 años y Omar “Chino” Chang, de 20 años, integrantes de las así conocidas “patotas del oeste”, que acostumbran aterrorizar a los vecinos y a los votantes a bordo de motocicletas de baja cilindrada, utilizadas en tareas de mensajería. El joven “Chocolatico” Rangel, es hijo de Rafael Rangel, exitoso comerciante de la manteca “Los Tres Cochinitos”, que posee una de las fortunas mas grandes de Caucagua y de su esposa, Diana Carolina Peña, importante abogada mirandina. Por su parte, el “Chino” Chang, es heredero del conocido sacerdote shaolín de La Pastora, Kwai Chang Caine, muy apreciado en la comunidad por sus enseñanzas sobre la cría de saltamontes.

Al parecer, el móvil del secuestro es la obtención del rescate para el pago de deudas provenientes del tráfico de azúcar y papel tualé, entre las bandas guapas y apoyadas de buhoneros con las que se relacionan los jóvenes indiciados. El Comisario León expresó que no dará descanso a su brazo, ni reposo a su alma, hasta esclarecer los hechos y castigar a los culpables, así pertenezcan a familias poderosas del país.

Dijo que este es el primer secuestro que ocurre en la capital, desde 1973, pero que a diferencia de aquel secuestro, éste no quedará impune, los culpables no escaparan fuera del país gracias a la influencia política y económica de sus familiares, ni los hechos serán olvidados nunca, debido a su gravedad y al manto de obscena complicidad que lo rodea, como señal de la desintegración moral de la nación.


Otras Noticias

OPERACIÓN HONEYMOON: Haiman El Troudi, el tornillo flojo detrás de la caída de Odebrecht.

Se busca a la banda los Corbatas Blandas

Secuestrado el niño Friegas Vieres.


Copyright © 2017 · All Rights Reserved · El Correo de Rio Turbio


www.000webhost.com