Proyecto Expression

Entre mis pensamientos
Por: Victoria Vera | Caracas, 14 de noviembre, 2017

¿Por qué es tan difícil definirnos, si somos nosotros mismos quienes nos conocemos? ¿O no? Generalmente establecemos una identidad en base a la sociedad y sus exigencias. No obstante, cuando se trata de la idiosincrasia, se indican cualidades que sirven como identificadores tales como nombres, edad, ocupación, entre otras ¿Entonces eso es realmente lo que somos? ¿Un nombre, número o cargo? Se puede considerar la autodefinición como uno de los aspectos más difíciles del ser humano, ya que, en la mayoría de los casos, reconocer nuestras habilidades, aptitudes, conocimiento y personalidad, nos lleva a un terrorífico enfrentamiento con la realidad, ahí es cuando comienza el gran combate en lo que verdaderamente se es y lo que se quiere llegar a ser.

A diferencia de las demás chicas de la clase, ella era todo o nada, no creía en intermedios, de las que aman con locura o ni siquiera lo intentan, era como las estrellas que nunca duermen, podía dar el máximo con unas pocas horas de sueño en su robusto cuerpo, sin ningún tipo de quejas, nadie tenía por qué enterarse, podía estar bajo excesiva presión, sin embargo, no lo notarías hasta que estallase como una bomba que llevaba mucho tiempo esperando por explotar, claro, es un ser humano.

De baja estatura, aunque esa no sea su característica principal, sino, un habla increíblemente rápido con el que te enredaría en una telaraña, a la cual nunca sabrás como llegaste, suelen verla como una persona muy confiada, cuando al contrario, está llena de inseguridades.

¿Lo más especial? Su forma de rendir el tiempo para lograr complacer a todos, incluso a costas de ella misma, siempre resaltando las sensaciones, emociones y cotidianidades básicas que para muchos son imperceptibles, de esas chicas que disfrutan las caricias en sus diminutos pero abundantes rulos, el pasar del viento sobre las palmas de sus manos o una canción a primera hora de la mañana, de las mismas que evaden el silencio y le tienen respeto a la soledad.

Ella era arte, sus talentos no estaban a simple vista, mi pasatiempo favorito era descubrirlos, sentarme horas y horas a entender su forma tan distinta de ver el mundo, como siempre tenía una sonrisa colgada en su cara, una mano extendida ayudando y unos ojos para viajar entre sus tantos universos mentales, porque todo el poder estaba allí, en su mente.

Algunos creerán que soy un simple loco enamorado, no se equivocan, no tengo remedio, es que no hay explicación para que tanta hermosura fuese invisible en su cabeza, tantas habilidades, realismo y pasión desperdiciado, pues cuando se dio cuenta, el tiempo se había consumido, ya era demasiado tarde.


Otros enlaces

Proyecto Expression - Autores

Análisis Divergente

Copyright © 2017 · All Rights Reserved · El Correo de Rio Turbio


www.000webhost.com