NacionalesInternacionalesPolíticaSucesos

CulturalesCiencia y TecnologíaCaricaturasSexo y SaludArte y Espectáculos

OcioEconomíaOpiniónClasificados¿Quiénes somos?

Economía

divisor

ISAIAS RODRIGUEZ DESMIENTE SER EL RESPONSABLE DE LA GUERRA ECONOMICA

Por: José Guerra  

Caracas del Oeste, 15 de Noviembre, 2015. La Guerra Económica es un cuento corto cuya trama narra las travesuras y peripecias de un personaje que sabotea todas las iniciativas, planes y proyectos de Rodolfo Marco Torres, Juan Carlos Escotet y Nelson Merentes, para dotar al venezolano de la máxima felicidad posible. Según este relato, el tipo ese que llaman Guerra Económica, esconde los alimentos, sube los precios, congela los salarios, excepto el salario mínimo, infla el dólar negro, se roba los impuestos, sobrefactura, cobra comisiones, pasa bidones de gasolina a Colombia, le echa aserrín al café, acusa de narcotráfico a los sobrinos de Cilia Flores, le paga 50 millones de Dólares a Diosdado Cabello para la asignación de licitaciones chimbas, mete preso al Presidente de Odebrecht, en fin, todo un malandrito, el fulano Guerra del cuento.

 Visto el éxito que este relato ha tenido en la aceptación del público, que se expresa en el consumo de periódicos, revistas y páginas web, de manera desaforada, ya comienzan a trascender al espacio público las disputas por la atribución de su autoría. La versión más conocida en los pasillos del CONAC y de la Fundación Editorial El Perro y la Rana, es que esta creativa pieza de la literatura propagandística negra venezolana fue escrita por el poeta Isaías Rodríguez, conocido hombre de letras del país. Sin embargo, en los predios de la Fundación Polar, se cree que su autor es el poeta Tarek William Saab, muy conocido por sus fábulas sobre los derechos humanos. El panorama se complica aún más con la versión del Presidente del Banco Industrial de Venezuela, el Tcnel. José de Freitas Jardim, quien considera que por ciertos giros en la trama, es evidente que el autor tiene que ser alguien conocedor de la ingeniería además de las letras, alguien como Ricardo Molina o Haiman El Troudi. Es notorio que a nadie se le haya ocurrido pensar que entre los posibles autores del cuento pudiese estar William Castillo, sobre todo considerando que dirige un aparato de propaganda, que es periodista y supuestamente aprendió a leer y escribir.

 De visita incógnita en el país, el ex Fiscal Rodríguez le ha querido salir al paso a tales especulaciones sobre su participación como autor de La Guerra Económica y a la salida de una Sala Situacional realizada en la azotea de YVKE Mundial, ofreció unas declaraciones al respecto:

 “Yo nunca dije que yo era el autor del relato de La Guerra Económica. Eso lo escribieron Elsa Ritter, Sergio Brazón y Aurelio Gil Beroes, cuando asesoraban a Mario Silva en Miraflores. Yo no tengo porque andar apropiándome de los éxitos ajenos. Yo lo que dije es que esta guerra que estamos llevando adelante contra el pueblo venezolano, nos está saliendo económica. Se me ha descontextualizado. Lo que he señalado, es que la guerra psicológica, nos resulta más económica que la guerra convencional. En este sentido, lo que si he dicho, es que en Venezuela hemos logrado desarrollar una guerra económica, de bajo costo, que está logrando derrotar al enemigo constituido por un pueblo que pretende vivir sin nosotros, que pretende tomar sus decisiones sin el tutelaje de la clase política.” – dijo el poeta –  

Como se observa, en el transcurso de sus declaraciones, como ya es habitual en el escritor, procedió a darle un giro al tema en discusión, desde la guerra económica hacia la guerra psicológica. El evento más recordado de este recurso literario que el poeta Rodríguez usa con mucha frecuencia en sus declaraciones a la prensa, se encuentra el anuncio que hiciera en el 2002, de que el presidente para entonces, el finiquitado Hugo Chávez estaba secuestrado por el golpista Lucas Rincón, cuando se suponía que de lo que iba a hablar era de su renuncia.  

Habiendo logrado desviar el tema con éxito, al consultársele en que basaba su opinión sobre la eficacia de la guerra psicológica del gobierno contra la población, el escribano expresó:  

“Por supuesto que La Guerra Económica ha sido eficaz como guerra psicológica. Hemos logrado los mismos objetivos que una guerra civil: la gente no tiene esperanzas, se resigna a pasar penurias y estrecheces, a no tener paz, a tolerar la violencia, a no poseer vivienda, ni alimentos, ni ropa decente. En un estado de guerra convencional, la gente acepta todo eso, todo tipo de privaciones ya que, después de todo, hay una guerra. Nosotros hemos logrado lo mismo pero sin los altos costos en vidas y bienes que supone un conflicto bélico de gran escala. Esta es una confrontación tranquila, pacífica, humana. Hemos logrado alcanzar el ideal de la toma, ejercicio y preservación del poder, sin necesidad de recurrir a la violencia y destrucción física. De allí mi planteamiento de que esta guerra nos está saliendo económica.”  

Considerando que su visión había quedado supremamente clara, el poeta, ex Fiscal y futuro ex Embajador en Italia, procedió a retirarse con rumbo desconocido, sin precisar, ni dar detalles sobre su opinión de la autoría de La Guerra Económica. Tales declaraciones, lejos de aclarar el panorama, lo oscurecen aún más y dejan la cosa revuelta como un rio turbio.

 

 

 

LA DIMENSIÓN SIMBÓLICA DE LA ECONOMIA Y LA POLITICA.

 Por: Hebert Tovar *

Caracas, 16 de Marzo, 2015. El origen simbólico del orden político y económico de la mayoría de las sociedades, está suficientemente demostrado por disciplinas como la Antropología Económica o la Mitología Política, que ponen el acento en la cualidad convencional y cultural de los procesos de intercambio y de ejercicio del poder. Resaltar tales propiedades arbitrarias, genera implicaciones en nada despreciables para definir la forma de relación de una entidad muy concreta, como el individuo, con una abstracción muy compleja, como el Estado.  

Tradicionalmente, la historia de la economía ha descrito la evolución de las primeras formas de intercambio en las sociedades primitivas, a partir de un valor no solo de uso, sino también simbólico, de diversos objetos y acciones, que por tanto devinieron en bienes. Tal vez el acontecimiento prototípico de este desarrollo, lo constituya el uso y significado del oro, por cuanto, siendo el caso que en los primeros colectivos humanos estaban disponibles metales y materiales mucho más útiles para la vida que el oro, su conversión en unidad de medida universal para los canjes, no puede comprenderse únicamente a partir de su valor de uso.  

Al considerar la evolución de la sal, su utilidad para la preservación de los alimentos y por tanto de la vida, permitirían comprender su tránsito desde un valor de uso evidente hacia su función como unidad de medida de las transacciones. Pero en el caso del oro, su relevancia colectiva probablemente estuvo determinada más por sus cualidades estéticas que por su utilidad práctica. El color y el brillo del oro, así como su maleabilidad, tal vez fueron las propiedades que determinaron su asociación con el sol y con la luz como elementos del ambiente de incuestionable importancia para la actividad común de las incipientes sociedades.  

De allí que el oro como representación del sol, es decir, como un símbolo solar, adquiriese la misma relevancia colectiva que el astro. De un material poco útil para la vida cotidiana, se transforma en una convención cultural ampliamente compartida que refiere a una deidad que, ella sí, afecta directamente la vida de la comunidad. Deviene valioso, no por su utilidad, sino por aquello que representa, por su valor simbólico. Una evolución similar ha sido descrita para metales como la plata y el cobre.  

De tales tradiciones arcaicas, se desprenden las connotaciones mitológicas, sagradas, divinas, de estos metales, desde el principio asociados con los relatos religiosos de aquellos sectores de las sociedades que toman y ejercen el poder político. De allí que las fábulas míticas, no solo cumplen la función de explicar el orden natural y social, constituyéndose en discursos legitimadores del poder, sino que también son la fuente del valor simbólico de la base material de la riqueza.  

Su cualidad de convención ampliamente compartida, permitió que estos metales transitaran  de modo natural hacia su institución como materiales universalmente cambiables, por cuanto el conocimiento común de sus propiedades físicas estableció el código general que posibilitó el surgimiento de las interacciones comunicativas con finalidad económica, entiéndase, de intercambio de bienes.

A diferencia del trueque, que exige el canje de bienes con un valor de uso comparable, el cambio de un bien por una porción de metal, no presupone equidad en el valor de uso de lo intercambiado. La única utilidad que se le puede dar al metal recibido, es cambiarlo por otra cosa. Aparece así la posibilidad de generar riqueza no a partir de la acumulación de bienes con utilidad inmediata para la vida, sino a través de la colección de materiales inútiles, pero valiosos por su cualidad de poder ser cambiados por cualquier otro bien. Esta posibilidad descansa en un acuerdo colectivo que asume, en parte por tradición y en parte por imposición, que tales metales son válidos como intercambiables universales.  

Aparece claramente, en consecuencia, no solamente la dimensión cultural de la riqueza, en tanto que la misma descansa en pautas colectivas de comportamiento y universos de sentido compartido, sino fundamentalmente, su dimensión mitológica que apunta a procesos de construcción de significados mucho más complejos. El establecimiento del Patrón Oro, como esquema que ha regulado los intercambios contemporáneos, se remonta a un origen mitológico, que en última instancia, deviene a su vez de elementos estéticos. Tal vez en este tipo de procesos míticos, haya que explorar las razones por las cuales no existe en la actualidad un Patrón Perla, un Patrón Diamante o un Patrón Platino.  

No pareciera lucir muy abrupto ahora, sostener que el valor simbólico determina el valor de intercambio, lo cual reafirma la tesis de que el orden económico se basa en convenciones culturales poco mas o menos al modo de una ley natural, en el sentido de que los mismos mitos que explican la dimensión política, sirven de fundamento para la económica. Únicamente a modo ilustrativo, según el relato bíblico, Moisés no solo formuló las reglas que ordenarían la vida en sociedad del pueblo judío, recogidas en las tablas de piedra con los mandamientos de Dios, sino que estableció que tales reglas valiosísimas, en tanto palabra del mismo Dios, debían ser preservadas en un arca, esencialmente de oro. Según el relato, la evidencia física de la alianza del hombre con el amo supremo del universo, quedaba resguardada así, por el divino metal. El valor político de las normas recogidas en las tablas, se transmuta así en la reafirmación del valor simbólico y de intercambio del metal que las contiene.  

Lo relevante de recalcar el carácter arbitrario y convencional de los procesos políticos y económicos, asociados a su vez con relatos irracionales de origen remoto, es que el desplazamiento de tales estructuras no parece lograrse a través de la violencia circunstancial y episódica, que en el mejor de los casos solo permite la toma del poder del Estado, pero no el control sobre convenciones ancestrales. Tampoco la invención caprichosa de nuevos mitos por parte de una élite esclarecida que pretenda masificarlos rápidamente para establecer nuevas justificaciones para su acceso y permanencia en el poder, parece invalidar con éxito a las irracionalidades más antiguas insertas en lo profundo de la cultura.  

Una y otra vez, los hechos parecen señalar que las pautas culturales no se inventan de improviso por voluntad de un comité ilustrado, sino que, por el contrario, se desarrollan a través de largos períodos de tiempo, durante los cuales los grupos humanos interactúan entre sí y con el ambiente, estableciendo en el proceso, los esquemas que regulan la vida colectiva. No obstante, el carácter convencional de tales pautas, ciertamente, no excluye las relaciones de poder. Evidentemente, quien detenta el poder y la fuerza, está en mejores condiciones de imponer las reglas. Pero existen límites lógicos al ejercicio del poder.  

Un hipotético déspota que, como consecuencia de una ilimitada capacidad de coacción, pretenda establecer la obligatoriedad de que sus gobernados desarrollen su vida sin usar la visión, aún en el caso de que tenga éxito en tal pretensión, generaría un tipo de relaciones colectivas desconocidas, sin antecedentes históricos, ni culturales, en las cuales, muy probablemente, su propio ejercicio del poder carecería de sentido. Todo el orden simbólico que posibilita la vida en común, desaparecería, desapareciendo también, la propia vida en común. Para tal personaje, el ejercicio del poder impediría el ejercicio del poder. He aquí el límite lógico conformado por tal contradicción. Parece más probable que el uso de la visión se reafirme a través de una convención explícita, a que su desuso logre transformarse en una norma social, por mucha voluntad y fuerza que posea el déspota. Los límites lógicos del poder se relacionan, por tanto, con la propia cualidad de los procesos orgánicos del hombre que establecen a su vez, límites al carácter arbitrario de las normas.

Además de los límites lógicos y orgánicos del poder, el drama del voluntarismo autoritario, radica en su pretensión de sustituir una irracionalidad por otra a través de la imposición violenta, como justificación de un nuevo orden político y económico. Los mitos y leyendas del cristianismo, fuentes de la estructura de dominación de muchas naciones de occidente, se fundamentan en irracionalidades muy burdas como la concepción misma de Los Pobres Caballeros de Cristo, unos encarnizados cruzados, combatientes pacíficos, que hacen votos de pobreza para ser ricos y que aniquilan sarracenos por amor y bondad. No menos absurdas lucen alternativas que pretenden desplazar tales incongruencias, proponiendo a su vez justificaciones que se niegan a sí mismas, como las del Socialismo del Siglo XXI que pretende construir una sociedad pacífica, libre, solidaria, honesta, incluyente e igualitaria, forzando a los ciudadanos a obedecer las decisiones de quien ejerce el poder, mediante la violencia y la violación de la ley formulada desde el mismo poder.  

La consecuencia práctica del carácter arbitrario, pero irrefutablemente convencional de las estructuras socioeconómicas, se visualiza en la contingencia de que un grupo político puede desplazar del poder a otro grupo, pero al carecer de un universo de sentido genuino, termina siendo absorbido por los esquemas justificadores que le preceden, colocándose, por tanto, al servicio del orden simbólico, político y económico, que pretendía desplazar. Un sistema de representaciones propio no equivale a “diseñado ad hoc”, limpio de incongruencias y apropiado para ser propagado con miras a que se instituya como el fundamento de un nuevo estado de cosas.   

Se impone una reubicación del problema. Una condición menos absurda, opresiva y desigual, probablemente no se genere a través de la invención de una mitología prêt-à-porter  en una cabeza superdotada. El sentido del proceso parece ser inverso, es decir, a partir de una acción de permanente confrontación con las expresiones concretas de la irracionalidad y el sometimiento de la dimensión orgánica del hombre, van emergiendo y constituyéndose los patrones simbólicos que acompañan tal confrontación.

Ninguna fábula que pretenda explicar y justificar, la violencia para la paz, la obediencia para la autodeterminación, la privación para la felicidad, la avaricia para la pobreza o la exclusión para la equidad, supera el estatus de discurso del poder y, recordemos de nuevo, que existen unos límites lógicos del poder.  

Una posición de anti poder por parte del individuo, ya sea que tal poder se estructure en forma de Estado o cualquier otra forma de expresión, ejercida de manera permanente y sistemática, auxiliada por la tan vilipendiada razón y con la mirada puesta en el desarrollo natural de los procesos orgánicos del hombre como criterio de validación discursiva, podría ir decantando algunas formas estéticas, simbólicas y de la praxis, que con el transcurrir del tiempo se constituyan en pautas culturales.

Una integración mítica, parece estar planteada como problema de la contemporaneidad, donde posiblemente, hábitos colectivos como la economía  y la política, cambien de significado.  

*Egresado de la Primera Promoción del Diplomado en Economía Sintética para Embusteros, dictado por la Nueva Escuela Sintética Convergente de Caracas (NESC), bajo la conducción de Tito Todd.

 

 

 

COMIENZA SUS ACTIVIDADES EN VENEZUELA LA EMPRESA DE PRODUCCION SOCIALISTA "LIBERTAD SIN LIBERTINAJE"

Por: Itala Adulante Eunuca de Nóbrega.

Venpress. Caracas, 2 de Febrero, 2015. A partir del próximo 15 de marzo comienza sus operaciones la Empresa de Producción Socialista “Libertad Sin Libertinaje”, (LIB-SI-LIB-EMPROSA) que tiene como principal objetivo el desarrollo en todo el territorio de la República Bolivariana de Venezuela del Dispositivo Único Universal de Escritura y Lectura Embebida, mejor conocido por sus siglas en español D.U.U.E.L.E., que para los países angloparlantes se denomina Alone Embeded Input Output Universal Device (AEIOU).

El responsable del proyecto, presidente de la empresa, coordinador de la investigación y director del plan de desarrollo territorial, es el Coronel, Ingeniero Bioelectrónico y Trabajador Social, Ignacio Pantalla quien explicó en que consiste el desarrollo del D.U.U.E.L.E.

– La idea principal del D.U.U.E.L.E. se basa en desarrollos que se han realizado en otros países con bastante éxito a partir de un principio fundamental, el carácter eléctrico de la actividad cerebral animal – indicó el Ingº Pantalla – desde los primeros trabajos en España, sobre el control de vacunos y vacunas mediante señales eléctricas.

El TS Pantalla, señaló que es bien conocido desde hace muchas décadas, que también la actividad del sistema nervioso humano se desarrolla a través de pequeñas descargas eléctricas biológicas, o bioeléctricas, que se denominan impulsos nerviosos.

– Desde hace algunos años se sabe que el cerebro es la base orgánica del pensamiento, de los sentimientos y del movimiento. Sin embargo, es menos conocido el mapa cortical que identifica las diferencias de potencial de las zonas de la corteza responsables de formas de razonamiento específicas, del control especifico del habla y de la experimentación de sentimientos específicos. –dijo–

– IAEDEN: ¿Podría ser un poco mas especifico, General?

–  IP: Coronel. Con mucho gusto. Le específico. Encima de la base de este conocimiento del funcionamiento eléctrico orgánico, LSL desarrollará en Venezuela, este dispositivo Único Universal de Escritura y Lectura Embebida (D.U.U.E.L.E.), con capacidad para leer remotamente la actividad eléctrica cortical, procesar estos datos según los mapas bioeléctricos humanos en la computadora extrema AS90X106, determinar lo que el sujeto piensa y siente, para anticipar lo que el sujeto hará. Encima de la base de estos resultados, un operador puede escribir en la corteza a través de la estimulación remota de las áreas del cerebro adecuadas para producir los pensamientos, las palabras y las acciones que determine el operador del sistema.

–  IAEDEN: ¿Podría ser un poco mas especifico, General?

–  IP: Coronel. No faltaba más. El D.U.U.E.L.E. emite una Bioseñal Cortical Deinalámbrica (BICODIN), conocida como Wireless Brain Biosignal (WEBB), en inglés, que consiste en un impulso electromagnético dirigido contra la corteza, que al rebotar y ser captado por el D.U.U.E.L.E, suministra información sobre la actividad nerviosa superior. Vemos claramente, como el BICODIN, opera con funciones de entrada y salida de información o lo que es lo mismo, de lectura y escritura de la corteza.

–  IAEDEN: ¿Podría ser un poco mas general, Coronel?

–  IP: No faltaba menos. En general, la finalidad de este dispositivo es contar con un control remoto, que permita lograr el correcto funcionamiento de la sociedad, evitando los pensamientos y acciones contrarrevolucionarias y proimperialistas, mediante la generación remota, en cada venezolano, de pensamientos, sentimientos y conductas prosocialistas y propatrióticas.

El Cnel. Ingº TS Pantalla, hizo énfasis en que el desarrollo del D.U.U.E.L.E. se hace posible, gracias a la creación del AS90.000.000, (conocido como AS90x106 por sus siglas en notación científica), el modelo mas reciente del antiguo AS400, con la capacidad suficiente para realizar el análisis multifactorial de billones de variables captadas por la señal BICODIN lo que permite anticipar lo que la gente va a hacer.  

Con este objetivo, se funda LIB-SI-LIB-EMPROSA, conformada por sus Divisiones de Contraloría Externa, Contraloría Interna, Contraloría Social, Control Anterior, Control Posterior, Control Superior y Control Inferior. La emprosa, con financiamiento y apoyo tecnológico de los gobiernos venezolano, salvadoreño y boliviano, espera tener el dispositivo a disposición de los ministros del gobierno revolucionario, para el mes de abril.

 “Esperamos que para el 2020, no exista en Latinoamérica ningún vestigio de la dominación imperialista norteamericana y holandesa, sobre las conciencias de nuestros ciudadanos.” – indicó – “Nos queda por resolver un pequeño problema con el bollerismo de los operadores, pero esperamos tenerlo resuelto antes de las elecciones parlamentarias de este año" – concluyó –

Por su parte, el dominicano Gustavo Cisneros, dueño de Direct TV para Latinoamérica, expresó su beneplácito por el inicio de las operaciones de LIB - SI - LIB - Emprosa y manifestó que es muy estimulante competir en un mercado tan exigente como el del control remoto, para mantenerse alejado del tedio que produce el dominio monopólico de tal actividad políticoeconómica.

 

 

divisor

CAOS Y CONTROL: LA OFENSIVA ECONOMICA

Por Paul Bidé

Caracas del Norte. 04 de mayo, 2014. La naciente disciplina de la Economía del Deseo, en pleno proceso de formulación y sistematización en Venezuela, principalmente por los teóricos de la Escuela Analítica Divergente de Caracas, le atribuye dos formas básicas al desarrollo de los procesos económicos de una nación: el Despliegue Racional y el Despliegue Irracional. El Despliegue Racional, se implementa de acuerdo a algún sistema ordenado de premisas que le permitan al Estado establecer los criterios para la definición de la Política Económica. Estas premisas, cualesquiera que ellas sean, orientan el establecimiento de metas y estrategias productivas, comerciales, fiscales, monetarias y de gasto público, usualmente dirigidas a promover el crecimiento y el bienestar general, con el consecuente mantenimiento de índices bajos de desempleo e inflación.  

Aun cuando las políticas sectoriales que conforman a la política económica, no siempre guarden coherencia, en un Despliegue Racional, siempre se cuenta con un modelo que explica el comportamiento económico general, con independencia de que tal modelo proponga un mayor o menor grado de intervención estatal. Un Despliegue Racional de la economía implica, por tanto, la promoción de un sector productivo fuerte, orientado hacia la satisfacción de la demanda interna de bienes y servicios y la generación de excedentes para la exportación y la generación de divisas. Un esquema tal de actividad económica, requiere además de un marco jurídico que defina con precisión las reglas que deben normar tanto los procesos productivos, como los de comercialización y financiamiento. El Despliegue Racional, se define, en consecuencia, como una forma ordenada de generar riqueza.  

En Venezuela, luego de la caída de la dictadura del General Marcos Pérez Jiménez en 1958, la clase política que toma el poder asume el Despliegue Racional de los procesos económicos, como el paradigma que orientaría la formulación de sus Políticas Económicas, con independencia de su mayor o menor éxito en el alcance de los objetivos que se plantearon. Como consecuencia de la selección de este enfoque paradigmático, emerge la necesidad de diversificar el sector productivo para disminuir la dependencia con respecto a la producción petrolera como principal fuente de ingresos, por lo cuál se realizan intentos de fortalecer otros sectores, como el minero no petrolero y el petroquímico, así como los fallidos intentos  por desarrollar la producción agrícola, pecuaria y pesquera en un grado sustentable y suficiente. La adopción de un esquema de Despliegue Racional Económico, no implicó, sin embargo, el alcance de las metas de desarrollo. En una perspectiva histórica, el paradigma solo caracteriza la forma en que el Estado dirigió la actividad económica a partir de 1958, luego de la caída de la dictadura militar.  

El paradigma del Despliegue Racional Económico es congruente con la forma política democrática, por cuanto la pluralidad y diversidad de pensamiento implicadas en el ejercicio de la democracia, encuentra su correlato económico en la diversidad de oportunidades de negocio, la variedad de rubros en la producción y la actuación de múltiples actores, tanto en el ámbito local como internacional, tanto en el sector público como privado. De allí, la eficaz adaptación de la clase política venezolana en el poder desde 1958 hasta 1998, al despliegue ordenado, normado y racional, de la economía venezolana, que ha favorecido el enriquecimiento ilícito de los actores políticos a través de alianzas con los actores económicos, para distribuirse la riqueza generada por la actividad productiva.  

La posición privilegiada de los partidos, en cuanto a la definición de normas y la disposición de recursos públicos, les permitió la implementación de formas de lucro que iban desde la instalación de empresas, tanto públicas como privadas, bajo su control; la extorsión a la empresa privada independiente bajo la forma de comisiones en contratos de provisión de bienes o servicios al Estado; la impunidad a la evasión de impuestos y otros tipos de obligaciones legales de las empresas de los partidos, con el Estado; hasta la simple apropiación indebida de recursos públicos. El rasgo distintivo de este período, es, por tanto, la contribución de un paradigma de Despliegue Racional Económico, al enriquecimiento de una clase política insaciable a través de diversos mecanismos racionales, tanto legales como procedimentales, de apropiación indebida tanto de los recursos públicos, como de los beneficios de la actividad productiva privada. Diversidad, pluralidad, libertad y productividad, han sido las ideas en las que se ha sustentado el enriquecimiento ilícito de la clase política del período democrático venezolano.  

Con la irrupción de un sistema político de pretensión totalitaria a partir de 1998, opera en Venezuela un cambio de paradigma hacia el Despliegue Irracional Económico, para el cual no existe ningún sistema ordenado de premisas que orienten la definición de políticas fiscales, monetarias o de otro tipo, por cuanto la finalidad de la actividad económica  desde este enfoque, no es la promoción del crecimiento y el bienestar general, sino el control político de la población. La pretensión de concentrar todas las decisiones en una reducida élite política con la finalidad de perpetuarse en el poder, es incompatible con la libre iniciativa privada en el área económica necesaria para la generación de la diversidad productiva, al tiempo que tal diversidad, promueva la redistribución del poder entre múltiples actores.

Una vez desaparecido el propósito de la generación de crecimiento y bienestar, desaparece también la necesidad de que las políticas sectoriales sean coherentes e integradas, estando las mismas gobernadas por las necesidades políticas coyunturales, con lo cual las decisiones en materia económica adquieren un carácter absurdo y contradictorio. De tal suerte, ahora los objetivos económicos hacia los cuales se orienta un esquema de Despliegue Irracional, son dos: el control absoluto del principal sector productivo de la nación y la destrucción de la capacidad productiva del resto de los sectores. Así, con el desmantelamiento de la capacidad productiva nacional, exceptuando la explotación petrolera bajo control de los partidos, los recursos pasan a ser escasos y a concentrarse en manos de la elite política que hace uso de ellos para extorsionar a la población y someterla a la obediencia. La consecuencia contraintuitiva más visible de tal Despliegue Irracional, es la sustitución de la producción local por importaciones, ya que una secta de importadores siempre será más reducida que un conglomerado industrial, optimizando así la concentración de poder, el enriquecimiento ilícito y el control de los partidarios.

La destrucción de la capacidad productiva del país, indispensable para la generación de la pobreza, la docilidad y el apego de la población a las dádivas de la clase política, se logra a través del caos normativo y decisional impuesto desde el Estado, que impide la planificación y gestión ordenada de los procesos industriales y comerciales del sector privado. Inflación, desabastecimiento, escasez, desempleo, mercado negro, son algunos de los nombres con los que se denomina al caos como forma de Despliegue Irracional Económico.  

La élite con pretensiones totalitarias que actualmente usurpa el poder en Venezuela, con la colaboración de los vestigios de la clase política sobreviviente del bipartidismo, no requiere de la alianza con un sector productivo independiente para enriquecerse a través de actos de corrupción administrativa. El método radical a través del cual la nueva clase política se enriquece, consiste fundamentalmente en la apropiación directa  de la riqueza petrolera, el asalto a los ingresos fiscales y la generación de dinero basura mediante la especulación cambiaria y financiera, para luego ser convertido en bienes tangibles. Participar en la distribución de los beneficios de la actividad productiva nacional, es absolutamente dispensable para una dictadura que ha asumido el enfoque de Despliegue Irracional Económico, como el paradigma que guía la toma de sus decisiones. Producir el caos económico para lograr el control político, conforma de esta manera, la ofensiva con la que la élite Socialista del Siglo XXI, pretende someter a la población venezolana y permanecer en el poder hasta su desaparición física.

No obstante, al considerar la tesis sostenida por la Economía del Deseo que propone que los procesos económicos se fundamentan en procesos libidinales de carácter inconsciente que se constituyen en el motor del deseo de bienes y servicios, la pretensión del control político del consumo a través de la extorsión y el chantaje, supone el control de las pulsiones inconscientes del venezolano. He aquí el elemento fundamental que permite predecir el fracaso de la pretensión totalitaria: la imposibilidad de controlar los procesos inconscientes del venezolano. Pero, por otra parte, el retorno de las formas democráticas una vez sellada la derrota del Socialismo del Siglo XXI, tampoco garantiza un comportamiento menos voraz de los vestigios del bipartidismo, como ha quedado evidenciado por su actuación durante el período predictatorial y su vergonzoso colaboracionismo actual con la ocupación foránea.  Por tanto, parece claro que el problema a abordar para el futuro inmediato de la nación, no es la escogencia entre democracia o dictadura, sino la superación de la propia forma política como pauta civilizatoria.

 

 

 

divisor

INICIA OPERACIONES EN VENEZUELA LA AGENCIA PUBLICITARIA  "THIN MAN ENTERPRISE OLIGOPOLY"

Por Bobby Coimbra

Venpress. Caracas Occidental. 22 de Noviembre 2013. A partir del próximo 8 de diciembre, inicia sus operaciones en Venezuela la transnacional de la persuasión "Thin Man Enterprise Oligopoly" (TMEO) con la finalidad de llenar el espacio que han dejado vacío las agencias tradicionales de publicidad locales y como una muestra de la confianza en la recuperación económica del país. Alberto Quirós Corradi, su Director Encargado para Latinoamérica y las Antillas Neerlandesas, explica que existe un amplio espectro de oportunidades para la publicidad en Venezuela, que favorecen como nunca antes, iniciativas de emprendimiento en diversos nichos. "El objetivo de TMEO en Venezuela, es posicionarnos como líderes del mercado de las falacias para contribuir a la superación de la crisis que agobia a la nación" - dijo.

Quirós Corradi: el método RATA
regresará la democracia
.

Según el ejecutivo de la transnacional, la crisis del país no es política, ni económica, sino publicitaria y artística, ya que la desconfianza e insatisfacción con los partidos y gobiernos corruptos e ineficaces y con sus desastrosas decisiones económicas, siempre ha existido, pero hasta ahora se había podido evitar la insubordinación y la carencia absoluta de respeto por la política, a través de un adecuado manejo de la interpretación teatral, por parte de los actores del gobierno y de la oposición, y de un uso correcto de los mensajes publicitarios que promovían la obediencia y sumisión ante los abusos de ambos.

Recuerda Quirós Corradi, que el anuncio de la devaluación del bolívar de Bs. 4,30 a Bs. 6,00 la madrugada del 28 de febrero de 1983, por un Arturo Sosa, Ministro de Hacienda, bien vestido, con una voz bien proyectada, manteniendo un adecuado contacto visual, una gesticulación sin exageraciones pero que denotaban firmeza, bien plantado en su postura, moviéndose acertadamente en el escenario y con un recuerdo preciso del texto a comunicar, dejó formalmente inaugurado el control de cambios, la congelación de precios y el nacimiento del infame RECADI, sin que por eso se tambaleara mucho el gobierno de Luis Herrera Campins, mas allá de la quejadera de unos cuantos adecos envidiosos. La eficacia artística de Arturo Sosa, se coronó luego con la creatividad publicitaria de "Mandingo 141", quienes acuñaron la marca "Viernes Negro", para referirse a la ubicación temporal del inicio del desnalgue económico concretado por Luis Herrera. A partir de ese momento, una decisión de política pública tomada por personas concretas, adquirió vida propia, comenzando a actuar y a realizar fechorías. Todos los gobiernos posteriores han cimentado su estabilidad evadiendo la responsabilidad de sus errores en política económica, atribuyéndoselas a las acciones de ese sujeto que se llama "Viernes Negro".

 

El Dr. Arturo Sosa demostrando una eficaz actuación pólitica ante el acoso de la prensa.

Según el editor, la carencia de Actores bien formados en el gobierno y en la oposición, y de Creativos creativos, en las agencias locales, es lo que está generando la crisis de gobernabilidad en el país, ya que ni los actores castrenses, ni los castristas, ni los castrados, han sido exitosos en seguir convenciendo al venezolano de que estamos mal pero vamos bien. Es por ello que TMEO irrumpe en el mercado con una propuesta novedosa que se fundamenta en dos líneas estratégicas fundamentales:

  • El servicio de entrenamiento actoral bajo el método de Grotowski, en sustitución del método Grotesco actualmente implementado por ambos sectores.

  • El desarrollo de mensajes publicitarios bajo la metodología de la Resignificación Arbitraria Total y Ampliada (RATA)

Argumenta el exdirector de El Nacional, que el conocido método Grotowski, es menos grotesco que el método Grotesco que implementan los actores políticos en la actualidad, a pesar de que el dramaturgo propone un teatro pobre, pero no desasistido. Como Grotowski, bebe de Stanislavski, quien propone el sustento de la farsa teatral a partir de elementos de la realidad experiencial, con toda seguridad los pésimos fingimientos que pretenden constituirse en actuaciones y que no se los cree nadie, se verán drásticamente disminuidos.

En cuanto al método RATA para el diseño de mensajes, expone el susodicho, que ya ha sido implementado con éxito en el país, pero sin aprovechar al máximo sus potencialidades  para ganar las preferencias del venezolano. Una frase muy citada de un texto realizado conjuntamente por Mussolini y su principal ideólogo Giovanni Gentile que dice: "para el fascismo, todo está dentro del estado y nada humano o espiritual existe ni tiene valor fuera del estado, en ese sentido el fascismo es totalitario", al serle aplicado el método RATA por la dirigente del PSUV Lina Ron, fue resignificada totalmente y de una forma arbitraria como: "¡Dentro de la Revolución todo, fuera de la Revolución nada!", pieza que tuvo un gran éxito en su momento. Del lado de la oposición, "Mandingo 141", también se anotó un ruidoso éxito aplicando el RATA al slogan: "La revolución bonita", para arrojar "La desobediencia legítima", ambas, excelsas piezas del pensamiento político y publicitario contemporáneo.

Finaliza el experto petrolero, reafirmando su confianza en el regreso de la razón al país y en que la optimización de los mensajes publicitarios y de las habilidades histriónicas de los actores políticos, permitirán lograr que el venezolano vuelva a creer en las contradicciones y falacias indispensables para el sostenimiento de la democracia, porque, sí hay un camino para nuestro pueblo.

 

 

divisor

ALLANADA SEDE DEL BANCO
INDUSTRIAL DE VENEZUELA

Por: Maria Betania de Villegas

bivVenpress. Caracas Occidental. 14 de septiembre 2013. La sede principal del Banco Industrial de Venezuela ubicada en la Torre Financiera de las Delicias, en Sabana Grande, fue allanada la noche de este sábado por una comisión de la Superintendencia de Bancos (Sudeban), en busca de los responsables de la implementación de prácticas de corporate crime en esa institución bancaria.

Así lo informó Edgar Hernández Behrens, Superintendente de las Instituciones del Sector Bancario, al indicar que desde hace 15 años Sudeban ha venido haciendo un seguimiento a las operaciones del BIV pudiendo comprobar, durante el mes de julio de este año, los procedimientos a través de los cuales esa empresa ha venido realizando una Retención Indebida de Fondos al público, delito previsto y sancionado en la Ley Orgánica contra la Retención Indebida de Fondos, y práctica proscrita en el Banker´s Deontological Code, que la prevé como un tipo de corporate crime (crimen corporativo).

El Superintendente explicó que estos tipos de crímenes son muy difíciles de probar, ya que se cometen a través de los procedimientos ordinarios de las organizaciones y por tanto tienden a quedar ocultos como simple ineficacia. En el caso del BIV, pudo identificar hasta ocho procedimientos implementados como política de la institución, con el objetivo de retener indebidamente los fondos del ahorrista por lapsos variables de tiempo para poder lucrar con ellos.

“En términos precisos, se trata de una estafa al ahorrista, ya que se le causan diversos tipos de perjuicios por no disponer de su dinero cuando lo necesita, tales como, perder el costo de oportunidad, pagar intereses de mora por pagos retrasados, o simplemente, perder la oportunidad de adquirir el bien o servicio que requiere ” – indicó Hernández.

Los procedimientos de retención indebida se clasifican en dos grandes categorías: Procedimientos Off Line, también conocidos como Operaciones por Taquilla y Procedimientos On Line, que agrupan a las gestiones a través de Puntos de Venta, Internet y del Call Center. Para la distribución relativa de la frecuencia de incidentes de retención indebida Off Line por mes, se obtuvieron los siguientes datos: Caída de la línea (40%), Cajeros Automáticos Cerrados, Sin Dinero o en Mantenimiento (39%), Ausencia de Cajeros en la Taquilla (15%), Inexistencia de Planillas de Retiro (3%), Firma “Defectuosa” (3%). Para los procedimientos On Line, la distribución fue: Sitio Web Inaccesible (32%), Punto de Venta sin Conexión (30%), Líneas del Call Center Ocupadas (15%), Robot con Ciclo Infinito (15%), Eliminación de Claves de Acceso al Sitio Web (4%), Bloqueo de Transferencias (4%).

El contralor de la actividad bancaria nacional, pidió ayuda a Dios para que se aclare lo más pronto posible quienes son los responsables de esta gran estafa a los venezolanos que asciende a 156.748 miles de millones de dólares, solo en pérdidas, tanto del sector público como privado, por días laborales pagados y no trabajados, por asistir al banco. El funcionario invoca la ayuda divina, por cuanto la Gerencia del banco responsabiliza a la Dirección de Informática, por los obstáculos a la entrega del dinero, la Dirección de Informática a los Proveedores de Tecnología, éstos a la Dirección de Administración y Finanzas y éstos últimos, a su vez, a la Gerencia del Banco.

De no aparecer los responsables en el curso de la mañana del domingo, el allanamiento será convertido en una toma, que se mantendrá hasta que sean satisfechas las demandas de responsabilidad de los tomistas de Sudeban.

A pesar de las dificultades, Sudeban tiene previsto realizar el mismo tipo de intervención en el resto de la banca pública para este mismo año y comenzará a actuar en la banca privada a principios del próximo año- indicó Hernández.

 

 


divisor

EN VENEZUELA TODO ESTA CARISIMO

Por: Ángela Villegas.

omcVenpress. Caracas, 27 de agosto 2013. En la última edición de su publicación de análisis económico, “Informe sobre el Comercio Mundial. Factores que determinan el futuro del comercio”, correspondiente al año 2013, la Organización Mundial de Comercio (OMC), sostiene que en Venezuela todo está carísimo, como nunca antes había estado y que todas las variables macroeconómicas indican que todo seguirá carísimo.


Pascal Lamy, Director General del organismo multilateral, sostiene que luego de un riguroso análisis de las cifras mencionadas en los correos personales de los analistas económicos del Instituto Nacional de Estadísticas y del Banco Central de Venezuela, pueden afirmar con poco margen de error, que en nuestro país los precios de las cosas han subido una barbaridad. Indicó además que Venezuela se dirige hacia la aparición de un mercado paralelo para el intercambio de divisas, en el corto plazo.

 

 

 

NacionalesInternacionalesPolíticaSucesos

CulturalesCiencia y TecnologíaCaricaturasSexo y SaludArte y Espectáculos

OcioEconomíaOpiniónClasificados¿Quiénes somos?